Ingresar
  

Principal
Portada
Institución
Archivo Noticias
Ballet
Comunidad
Contacto
El Rocío
Encuesta Nacional
Encuestas del Web
Enlaces de Interés
Foros
Información
Mensajes Privados
Miembros
Noticias
Prensa y Eventos
Recomiendanos
Símbolos Andaluces
Suscripcion
Top 10
Tu Cuenta

En Línea
Bienvenido:
Usuario Anónimo

  Entrar
Si aún no posees una cuenta puedes abrir una ahora. Es Gratis!

Ultimos Miembros
 01:Fecha de registro: Feb 23, 2019Candelaria
 02:Fecha de registro: Feb 23, 2019HarlanWeat
 03:Fecha de registro: Feb 23, 2019DessieLock
 04:Fecha de registro: Feb 23, 2019MarioMahaf
 05:Fecha de registro: Feb 20, 2019JeremyAddi
 06:Fecha de registro: Feb 14, 2019saria2
 07:Fecha de registro: Feb 14, 2019JasperFult
 08:Fecha de registro: Feb 13, 2019KarenGant
 09:Fecha de registro: Feb 13, 2019JoleenWarb
 10:Fecha de registro: Feb 13, 2019AuroraClut

Info Usuarios

 Visitantes 100%

44

 Miembros 0%

0

 Total online

44

Resumen

 Comunidad

3805


Buscar
Buscar en cecaba.org.ar





Suscripción

Anótate aquí para recibir más información de nuestro centro

Tu correo:
Tu nombre:



 
Eventos del 2008 -> Día de campo 2008 del CeCABA (20/04/08) (2267 Lecturas)  Versión Imprimible


Gauchos de la estancia durante una presentación artística.

El Centro Cultural Andalucía de Buenos (CeCABA) ha brindado a sus asociados y andaluces en general, mayores de 60 años, un día de campo.>

La actividad, que fue auspiciada por la Junta de Andalucía a través de la Consejería para la Igualdad y Bienestar Social encabezada por la consejera Micaela Navarro Garzón, fue organizada por el CeCABA, llevándose a cabo el domingo 20 de abril.

Desde la sede de la asociación andaluza, en la localidad bonaerense de Santos Lugares, partieron a temprana hora los autobuses contratados para el traslado de los participantes (aproximadamente un centenar) que, tras algo mas de una hora de viaje, llegaron al casco de la estancia "La Mimosa", situada en el partido bonaerense de Exaltación de la Cruz.

El establecimiento, antigua estancia modernizada y adaptada para su adaptación para el actual destino receptor de visitantes, está situado en una de las mejores zonas de la pampa húmeda, a unos 75 kms al noroeste de la ciudad de Buenos Aires.

Tras la llegada, mientras los asadores mostraban las carnes sobre las brasas, asándose lentamente, todos pudimos caminar por el parque, bien forestado, con añosa y acogedora arboleda integrada con ejemplares de eucaliptos, plátanos, casuarinas, el palo borracho más alto de Buenos Aires, según nos informaran, palmeras, magnolias, santarritas y jazmines del cielo; encontrándonos con los animales propios de éste tipo de establecimientos rurales como las aves de corral, gatos y perros.

Hacia las 11 de la mañana se abrió la recepción, con empanadas, vino y refrescos en el espléndido jardín de la casa principal. Don Mauricio Goyenechea, actual propietario del establecimiento, dio la bienvenida a los visitantes, trazando una breve reseña sobre los orígenes e historia de la estancia, vinculada a su propia tradición familiar; dando paso a un espectáculo artístico musical criollo, en el que unido a la guitarra y canto, no faltó el baile folclórico, con versiones de zamba, gato y chacarera, entre otros, con gracia y colorido en medio del espléndido escenario natural.

Al fondo, la casa principal y a un lado, otras dependencias y las cocheras, donde pueden verse dos antiguos coches Ford "A" de los años '30, en espléndido estado de conservación.

Un paseo perimetral por la casona principal a la que no se puede acceder ya que se encuentra habitada, permite ver a través de sus puertas y ventanas que dan a las galerías que recorremos, el espléndido mobiliario antiguo, pinturas y fotografías, porcelanas, platería y hasta un gramófono con bocina de bronce, uno de los primeros aparatos para la reproducción del sonido.

Por otra parte, quienes quisieron hacerlo pudieron recorrer el campo cabalgando o en carruajes tirados por caballos.

Hacia la una de la tarde nos dirigimos al comedor, instalado en el edificio que evidencia haber sido originariamente galpón de la estancia, reciclado para su destino actual, bien iluminado y ventilado, con grandes ventanales y una inscripción externa "La Mimosa -1869" que ilustra sobre la antigüedad del establecimiento de campo. Antes del acceso al salón comedor propiamente dicho, encontramos una sala en la que se exhiben láminas, fotografías y documentos vinculados con la actividad agrícola y esencialmente la ganadera; antiguas herramientas, útiles y enseres de la estancia, objetos utilizados por el hombre de campo, especialmente el paisano de a caballo: frenos, estribos, rebenques, espuelas, boleadoras. No faltando, entre ellas, la bandera española, referencia al origen de la familia propietaria del establecimiento.

También se encuentra habilitado un sector en el que se exhiben y pueden adquirirse diversos productos caseros.

Para el almuerzo, bien servido, fueron ofrecidas como entrada empanadas, siguiendo con carnes asadas a la brasa (vacuna y ave), chorizos, morcillas, ensaladas, postre, acompañados con vino y gaseosas.

Al almuerzo siguió un espectáculo artístico musical del folclore argentino, con un excelente dúo de guitarras, parejas de baile y, en esta ocasión, con la presencia andaluza, que llegó al tablado con el grupo del Ballet Andalucía, que fue calurosamente aplaudido por el numeroso público presente (unas setecientas personas de distintos contingentes, además del representativo del CeCABA).

Más tarde fue ofrecida una exhibición de destreza criolla, incluyendo carreras de sortijas en las que quienes la practican demuestran no solo su calidad de diestros jinetes sino sus rápidos reflejos y vista excelente, ya que con una varilla no mucho más grande que un lápiz, cabalgando a la carrera, deben ensartar pequeñas sortijas que penden de una estructura similar -aunque de mayor dimensión- a un arco (o portería) de fútbol, que es atravesada por los participantes. Otra variante demostrada fue la carrera de sortijas con cañas de longitud cercana a los 3 metros, en lugar de la pequeña varilla. Don Mauricio Goyenechea brindó las explicaciones del caso y, además, se hizo una demostración de las distintas piezas que componen el apero o recado (equivalente de la silla de montar del gaucho): pegual o sobrecincha, sobrepuesto, cojinillo (piel de oveja), encimera o cincha de la que penden los estribos, bastos, carona, matra y sudadera; con una explicación práctica de la distribución y uso de sus componentes como cama, para dormir a campo abierto, como acostumbraba a hacerlo el gaucho cuando se desplazaba cruzando a caballo las grandes llanuras pampeanas, conduciendo grandes tropas de hacienda, entre otras actividades.

Tras la demostración, siguieron los paseos por el jardín, a caballo y en carruaje, para volver luego al salón comedor donde fue ofrecida la merienda compuesta por pastelitos criollos y mate cocido (infusión de yerba mate).

Estancia "La Mimosa">

Situada en el partido (municipio) bonaerense de Exaltación de la Cruz, próximo al de Pilar, la estancia "La Mimosa" linda con el que fuera el camino real de Córdoba a Buenos Aires, en el tramo San Antonio de Areco-Pilar.

D. Ángel Vélaz, emigrante de origen vasco, compró en el año 1869 una fracción de aproximadamente 1.000 hectáreas a una familia establecida en la zona desde tiempos de la colonia. Allí abrió una pulpería de campaña, "La Esquina de Vélaz", especie de almacén de ramos generales y centro de reunión para los entonces escasos pobladores de zona, troperos y carreteros que pasaban por el camino real, en años en los que los alambrados recién comenzaban a conocerse y el ferrocarril era algo reciente y poco extendido.

Doña María, hija de Ángel Vélaz, contrajo matrimonio con D. Eduardo Goyenechea y, a principios del siglo XX, mejoró la casa principal con una importante construcción y mayores comodidades, entre ellas el sistema de cañerías inglesas; haciendo plantar árboles diversos y creando un espléndido jardín alrededor de la casona.

Desde hace un cuarto de siglo, estancia "La Mimosa" recibe visitantes dispuestos a disfrutar de un día de campo.

Parte de los socios en el día de campo.
Durante el día de campo.
Socios del CeCABA en su llegada a la estancia.
Durante en día de campo.
Una de las actividades de la jornada.
Parte de los presentes.
Ballet Andalucía.

Artículo: Enrrique Widmann-Miguel (Iberinfo)
Fotografías: Prensa y Difusión CeCABA

  

[ Volver Eventos del 2008 | Índice de Prensa y Eventos ]






Powered 2002/14 by Power Design™ para CeCABA.org.ar